Prosperados

Sal 37:18 ( Yod) – El Señor protege la vida de los íntegros,
y su herencia perdura por siempre.
Sal 37:19 En tiempos difíciles serán prosperados;
en épocas de hambre tendrán abundancia. NVI

Como Iglesia del Señor Jesucristo, estamos experimentando el día favorable del Señor y hemos empezado a experimentar cosas maravillosas del Reino del Señor. Dios es fiel a sus santas promesas y está cumpliendo lo que nos ha dicho en su Palabra, por su Espíritu y por medio de sus profetas.

Estamos viviendo un tiempo previo a la Venida de Nuestro Señor Jesucristo por su Iglesia (arrebatamiento), y nos está sucediendo lo mismo que le sucedió al pueblo de Israel, cuando estaba en Egipto y vivían en la tierra de Gozén. Que los juicios vinieron sobre todo Egipto, pero en Gozén había bonanza .

En el Salmo 37 versículo 18, comienza con la letra Yod, que es la décima letra del Alefato Hebreo, cuyo tipo es: GAD y su significado es: banda, tropa, fortuna y suerte. El Nombre Gad tiene una cualidad y esta es: acción y confianza.
Dios dice en su Palabra dice: Que en tiempos difíciles prosperará a su pueblo y en épocas de hambre tendrán abundancia. Debemos creerle al Señor lo que nos promete y poner toda nuestra confianza en El y accionar nuestra fe. Somos afortunados de Dios.

2Cr_14:7 Dijo, por tanto a Judá: Edifiquemos estas ciudades, y cerquémoslas de muros con torres, puertas, y barras, ya que la tierra es nuestra: porque hemos buscado a Jehová nuestro Dios, lo hemos buscado, y él nos ha dado paz por todas partes. Edificaron pues, y fueron prosperados. RV60

Nosotros la Iglesia, somos el Judá espiritual y Dios nos ha dado un espíritu profético, de guerreros espirituales, que tomamos las promesas del Señor y las hacemos nuestras. Moramos bajo la Cobertura de su Santo Espíritu y ministerial, y lo que otros no han podido lograr, nosotros si lo lograremos.
Dios nos ha llamado a los Ministros primarios, a efidificar sobre el fundamendo de los apóstoles y profetas, a plantar la viña que nos ha dado de Vides escogidas y el nos pondrá vallado, barreras contra los enemigos y puertas de bendición.
Dios nos dice: La tierra es vuestra, y por cuanto me han buscado de todo su corazón, yo les doy Paz ( Shalom ), para que edifiquen y sean prosperados.

2Cr 20:20 Y cuando se levantaron por la mañana, salieron por el desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat estando en pie, dijo: Oidme, Judá y moradores de Jerusalén . Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. RV60

El creerle a Dios nos trae seguridad y el creerle a sus Verdaderos Profetas, nos trae prosperidad.

TECOA
H8619 ָּקוֹעַ
tacoá
de H8628 (en sentido musical); trompeta:- trompeta.

TECOA
H8628 ָּקַע
tacá
raíz primaria; bulla, ruido, i.e. palmotear, tocar (un instrumento estridente); por anal. clavar (un clavo, o una estaca, un dardo, una flecha, etc.); por implicación convertirse en fiador (al dar la mano):- acampar, arrojar, asegurar, batir, clavar, colgar, fijar, hincar, meter, plantar, sonar, tocar [trompeta].

Jozafat= Dios es Juez
Jozafat= Dios es Juez.
Jozafat levantó su voz en el desierto de Tecoa y le dijo al pueblo: Creed en Jehová y estaréis seguros, creed a sus profetas y seréis prosperados.

Los Ministros del Señor, hemos sido llamados para ponernos al frente del pueblo y levantar nuestra voz, para que la fe del pueblo se accione y los ánimos se levanten, para que el pueblo del Señor tome fuerza.

Tecoa quiere decir: El lugar donde se hace sonar la trompeta. Muchas veces sentimos soledad y nos parece como que estuviéramos en un desierto, pero es nuestro Tecoa y debemos tomar autoridad y hacer sonar La Trompeta proféticamente. Como ministros Dios nos ha dado su autoridad y ha puesto Palabra en nuestra boca, para hacer sonar La Trompeta en el lugar donde nos congregamos.

Sal 122:6 Pedid por la paz de Jerusalén;
Sean prosperados los que te aman.
Sal 122:7 Sea la paz dentro de tus muros,
Y el descanso dentro de tus palacios.
Sal 122:8 Por amor de mis hermanos y mis compañeros
Diré yo: La paz sea contigo.
Sal 122:9 Por amor a la casa de Jehová nuestro Dios
Buscaré tu bien. RV60

En nuestras oraciones no debemos de olvidar que orar por al ciudad de Jerusalén y por todo Israel y su pueblo, nos trae grande bendición y Dios promete prosperarnos.
Casi todas las naciones del mundo, le están volteando las espaldas a Israel y lo están dejando solo, nosotros como Iglesia debemos de marcar la diferencia y amar, bendecir e interceder por Israel.

Gén 32:9 Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, Jehová, que me dijiste: Vuélvete a tu tierra y a tu parentela, y yo te haré bien;
Gén 32:10 menor soy que todas las misericordias y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; pues con mi cayado pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos campamentos.
Gén 32:11 Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo; no venga acaso y me hiera la madre con los hijos. RV60

Jacob obedeció la la voz del Señor y fue prosperado en gran manera, se fue solo con su cayado y volvió con dos campamentos. Dios es fiel a sus promesas, solo espera que le seamos fieles.
Había un temor muy grande en el corazón de Jacob, y es que su hermano Esau le había amenazado de muerte, por haberle robado la bendición de la primogenitura; pero Jacob clamó a Jehová que lo librará y esa misma noche fue que tuvo la experiencia de luchar con el Ángel del Señor y fue mudado en otro hombre, le cambiaron el nombre de Jacob ( El que suplanta ) y le pusieron el nombre de Israel ( el que prevalece o pelea con Dios ).

Cuando el hombre viejo muere en nosotros y entramos a vivir en el Espíritu, entonces somos prosperados, no solamente en lo material, sino en todas las áreas de nuestra vida y aún a nuestros enemigos, el Señor los hará estar en paz con nosotros.

Gén 33:1 Y alzando Jacob sus ojos miró, y he aquí venía Esaú, y los cuatrocientos hombres con él; entonces repartió él los niños entre Lea y Raquel y las dos siervas.
Gén 33:2 Y puso las siervas y sus niños delante; luego a Lea y a sus niños; y a Raquel y a José los postreros.
Gén 33:3 Y él pasó delante de ellos, y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano.
Gén 33:4 Y Esaú corrió a su encuentro, y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron. RV 2000

Pro 16:7 Si fuere grato al Señor el proceder del hombre, aun a sus enemigos los reducirá a pedir la paz. (T. Amat)

Pro 16:7 RV2000 Cuando los caminos del hombre son agradables al SEÑOR, aun a sus enemigos hacen estar en paz con él.

Gén 39:1 Y descendido José a Egipto, lo compró Potifar, oficial del Faraón, capitán de los de la guardia, varón egipcio, de mano de los ismaelitas que lo habían llevado allá.
Gén 39:2 Mas el SEÑOR fue con José, y fue varón prosperado; y estaba en la casa de su señor el egipcio.
Gén 39:3 Y vio su señor que el SEÑOR [era] con él, y que todo lo que él hacía, el SEÑOR lo hacía prosperar en su mano.
Gén 39:4 Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa, y entregó en su poder todo lo que tenía.
Gén 39:5 Y aconteció que, desde cuando le dio el encargo de su casa, y de todo lo que tenía, el SEÑOR bendijo la casa del egipcio a causa de José; y la bendición del SEÑOR fue sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. RV 2000.

José fue vendido como esclavo por sus propios hermanos, por el valor de 20 piezas de plata, después lo compró como esclavo el Egipcio Potifar y aún con todo eso, el Señor estaba con el y lo prosperó en gran manera.
Debemos de tener presente esto: Que si Dios nos escogió y nos llamó a su servicio, aunque nuestros enemigos se levante con fuerza contra nosotros y pasemos momentos de aflicción, Dios nos prosperará y nos respaldará en todo momento.

Gén 39:21 Mas el SEÑOR estaba con José y le extendió su misericordia, y le concedió gracia ante los ojos del jefe de la cárcel.
Gén 39:22 Y el jefe de la cárcel confió en mano de José a todos los presos que estaban en la cárcel, y de todo lo que allí se hacía él era responsable.
Gén 39:23 El jefe de la cárcel no supervisaba nada que estuviera bajo la responsabilidad de José, porque el SEÑOR estaba con él, y todo lo que él emprendía, el SEÑOR lo hacía prosperar. LBLA

José fue llevado a la cárcel, por una calumnia de la mujer de Potifár.
Dios permite muchas veces situaciones difíciles a nuestra vida, para glorificar su nombre y mostrarnos su bondad y darnos experiencias sobrenaturales, para después servir de canal de bendición a muchos.

Gén 41:38 Entonces Faraón dijo a sus siervos: ¿Podemos hallar un hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?
Gén 41:39 Y Faraón dijo a José: Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay nadie tan prudente ni tan sabio como tú.
Gén 41:40 Tú estarás sobre mi casa, y todo mi pueblo obedecerá tus órdenes; solamente en el trono yo seré mayor que tú.
Gén 41:41 Faraón dijo también a José: Mira, te he puesto sobre toda la tierra de Egipto.
Gén 41:42 Y Faraón se quitó el anillo de sellar de su mano y lo puso en la mano de José; y lo vistió con vestiduras de lino fino y puso un collar de oro en su cuello.
Gén 41:43 Lo hizo montar en su segundo carro, y proclamaron delante de él: ¡Doblad la rodilla! Y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.
Gén 41:44 Entonces Faraón dijo a José: Aunque yo soy Faraón, sin embargo, nadie levantará su mano ni su pie sin tu permiso en toda la tierra de Egipto. LBLA

José era un varón que tenía el Espíritu del Señor y eso le valió para que fuera levantado y prosperado. Si queremos ser prosperados por el Señor en todas las áreas de nuestra vida, debemos de buscar ser llenos del Bendito Espíritu Santo y de esa manera entraremos a la prosperidad.
Un vaso ungido tiene abiertas las puertas en muchos lugares. Se necesitan hombres y mujeres con discernimiento, con dones, con talentos del Espíritu, porque hay mucha necesidad en el pueblo del Señor.

Conclusiones: La verdadera prosperidad, es la que viene de la mano del Señor. Debemos de buscar el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás nos será dado como añadidura. Debemos de aprender de los hombres santos que nos antecedieron e imitar su vida, testimonio y fidelidad al Señor, Dios es el mismo de ayer, de hoy y por todos los siglos.
Pro_10:22 La bendición de Jehová es la que enriquece,
Y no añade tristeza con ella. RV60