En lo que creemos

SOBRE LA BIBLIA:

Es la palabra de Dios, inspirada por El y revelada al hombre para la salvación de su alma, es útil para enseñar e instruir en justicia a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para toda buena obra.

2a. Timoteo 3:15-16
15. Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. (16) Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia.

Romanos 15:4 Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió, a fin de que por medio de la paciencia y del consuelo de las Escrituras tengamos esperanza.

SOBRE DIOS
Sólo hay un Dios, que es el creador de todo cuanto existe. Dios siendo uno, es en tres personas; El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Es Infinito, Inmutable, Eterno, Omnisciente, Omnipresente, es Amor, es Santo, es Justo y Misericordioso.

San Juan 14:13-16
13. Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. (14) Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré. (15) Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. (16) Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre.

1ª Juan 1:1-3
1. Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que han palpado nuestras manos, acerca del Verbo de vida (2) (Pues la vida fue manifestada, y nosotros la hemos visto y damos testimonio y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre y se nos manifestó); (3) Lo que hemos visto y oído, os proclamamos también a vosotros, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y en verdad nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo.

SOBRE CRISTO
Es Hijo de Dios, su concepción fue virginal, se hizo hombre para salvar al hombre, en El hay dos naturalezas, la Divina y la Humana, es verdadero y perfecto. Murió en la cruz para redimir al hombre de sus pecados, descendió a los lugares más bajos de la tierra donde estuvo en el Hades, resucitó al tercer día para sentarse a la diestra del Padre de donde intercede por nosotros.

1a. Juan 2:1 Hijitos míos, os escribo estas cosas para que no pequéis. Y si alguno peca, Abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Romanos 8:32-34
32 El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas? (33) ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. (34) ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

SOBRE EL ESPIRITU SANTO

Es Dios, enviado del Padre para engendrar a los creyentes y morar en ellos, es el Vicario de Cristo y fue dejado en la tierra para ser el consolador de la Iglesia hasta que ella regrese a la morada del Padre.

San Juan 14:16-17
16. Y yo rogaré al Padre, y El os dará otro Consolador para que esté con vosotros para siempre; (17) Es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.

Romanos 8:26 Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Efesios 1:13 En El también vosotros, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído, fuisteis sellados en El con el Espíritu Santo de la promesa.

SOBRE LA SALVACION UNIVERSAL

Dios soberano y amoroso, creó al hombre y viendo que este pecó, decidió salvarlo dando a su Hijo por pago en rescate por medio de la muerte en la cruz, este rescate es recibido por gracia y el hombre no puede hacer nada para alcanzarlo pues es un don divino.

San Juan 1:12
12. Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre,
(13) Que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios.

San Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Romanos 10:10 porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación.

Efesios 2:1-8
1. Y El os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, (2) en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, (3) entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y de la mente, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. (4) Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó, (5) aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvados), (6) y con El nos resucitó, y con El nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús, (7) a fin de poder mostrar en los siglos venideros las sobreabundantes riquezas de su gracia por su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. (8) Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios

SOBRE LA SANTA CENA

Es una ordenanza dada por Jesucristo donde se recuerda su muerte y se anuncia su venida otra vez a la tierra, la celebramos con pan y vino los cuales representan el cuerpo y su sangre, lo hacemos en memoria de Él. Al participar de ella recibimos ministración a todo nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo. Mateo 26:26 Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.

1ª Corintios 11:23-30
23. Porque yo recibí del Señor lo mismo que os he enseñado: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, (24) y después de dar gracias, lo partió y dijo: Esto es mi cuerpo que es para vosotros; haced esto en memoria de mí. (25) De la misma manera tomó también la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto cuantas veces la bebáis en memoria de mí. (26) Porque todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor proclamáis hasta que El venga. (27) De manera que el que coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será culpable del cuerpo y de la sangre del Señor. (28) Por tanto, examínese cada uno a sí mismo, y entonces coma del pan y beba de la copa. (29) Porque el que come y bebe sin discernir correctamente el cuerpo del Señor, come y bebe juicio para sí. (30) Por esta razón hay muchos débiles y enfermos entre vosotros, y muchos duermen.

1ª Tesalonicense 5:23 Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

SOBRE EL BAUTISMO EN AGUA

Este integra al discípulo al Cuerpo de Cristo. Lo identifica con la muerte y resurrección de Cristo y es para todo aquel que ha creído y se ha arrepentido de sus pecados.

Hechos 2:38-41
38. Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Hechos 2:39
Porque la promesa es para vosotros y para vuestros hijos y para todos los que están lejos, para tantos como el Señor nuestro Dios llame. (40) Y con muchas otras palabras testificaba solemnemente y les exhortaba diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. (41) Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil almas.

Hechos 8:12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba las buenas nuevas del reino de Dios y el nombre de Cristo Jesús, se bautizaban, tanto hombres como mujeres.

Hechos 8:36-39
36 Yendo por el camino, llegaron a un lugar donde había agua; y el eunuco dijo*: Mira, agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado? (37) Y Felipe dijo: Si crees con todo tu corazón, puedes. Respondió él y dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. (38) Y mandó parar el carruaje; ambos descendieron al agua, Felipe y el eunuco, y lo bautizó. (39) Al salir ellos del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y no lo vio más el eunuco, que continuó su camino gozoso.

Romanos 6:4 Por tanto, hemos sido sepultados con El por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.

SOBRE EL BAUTISMO CON EL ESPIRITU SANTO

Es una promesa dada por Dios para los creyentes, siendo la señal de hablar en otras lenguas las cuales pueden ser desconocidas, o bien, conocidas aquí en la tierra.

Hechos 2:2-4
2. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados,
(3) y se les aparecieron lenguas como de fuego que, repartiéndose, se posaron sobre cada uno de ellos. (4) Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.

Hechos 19:1-6
1. Y aconteció que mientras Apolos estaba en Corinto, Pablo, habiendo recorrido las regiones superiores, llegó a Efeso y encontró a algunos discípulos, (2) y les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le respondieron: No, ni siquiera hemos oído si hay un Espíritu Santo. (3) Entonces él dijo: ¿En qué bautismo, pues, fuisteis bautizados? Ellos contestaron: En el bautismo de Juan. (4) Y Pablo dijo: Juan bautizó con el bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyeran en aquel que vendría después de él, es decir, en Jesús. (5) Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. (6) Y cuando Pablo les impuso las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo, y hablaban en lenguas y profetizaban). .

El bautismo con el Espíritu Santo es la puerta para la operación de los dones espirituales en la vida de los creyentes que han sido lavados por la Sangre de Jesucristo.

Juan 14:17 es decir, el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni le ve ni le conoce, pero vosotros sí le conocéis porque mora con vosotros y estará en vosotros.

Hechos 2:38-39
38. Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. (39) Porque la promesa es para vosotros y para vuestros hijos y para todos los que están lejos, para tantos como el Señor nuestro Dios llame.

Lucas 3:16 Juan respondió, diciendo a todos: Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más poderoso que yo; a quien no soy digno de desatar la correa de sus sandalias; El os bautizará con el Espíritu Santo y fuego.

SOBRE LOS DONES DEL ESPIRITU SANTO

Son regalos del Espíritu Santo a fin de edificar, consolar y exhortar al cuerpo de Cristo (Iglesia) manifestados en nueve dones: Don de lenguas, Interpretación de lenguas, Profecía, Palabra de Ciencia, Palabra de sabiduría, Discernimiento de espíritus, Don de Fe, de Milagros, de Sanidades.

1ª Corintios 12:1-3
1. En cuanto a los dones espirituales, no quiero, hermanos, que seáis ignorantes. (2) Sabéis que cuando erais paganos, de una manera u otra erais arrastrados hacia los ídolos mudos. (3) Por tanto, os hago saber que nadie hablando por el Espíritu de Dios, dice: Jesús es anatema; y nadie puede decir: Jesús es el Señor, excepto por el Espíritu Santo.

1ª Corintios 14:1-4
1. Procurad alcanzar el amor; pero también desead ardientemente los dones espirituales, sobre todo que profeticéis. (2) Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios, pues nadie lo entiende, sino que en su espíritu habla misterios. (3) Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. (4) El que habla en lenguas, a sí mismo se edifica, pero el que profetiza edifica a la iglesia.

SOBRE LA IMPOSICION DE MANOS

Creemos que a través de la imposición de manos Dios ministra a su pueblo impartiendo las siguientes bendiciones:

Sanidad
Marcos 16:18 tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien.

Bendición
Mateo 19:15 Y después de poner las manos sobre ellos, se fue de allí.

Delega Autoridad
Hechos 6:6-7
6 los cuales presentaron ante los apóstoles, y después de orar, pusieron sus manos sobre ellos. (7) Y la palabra de Dios crecía, y el número de los discípulos se multiplicaba en gran manera en Jerusalén, y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Otorga el Espíritu Santo, y sus dones espirituales
Hechos 8:17-19
17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. (18) Cuando Simón vio que el Espíritu se daba por la imposición de las manos de los apóstoles, les ofreció dinero, (19) diciendo: Dadme también a mí esta autoridad, de manera que todo aquel sobre quien ponga mis manos reciba el Espíritu Santo.

Confirma y habilita llamados ministeriales
Hechos. 13:13 Ahora, he aquí, la mano del Señor está sobre ti; te quedarás ciego y no verás el sol por algún tiempo. Al instante niebla y oscuridad cayeron sobre él, e iba buscando quien lo guiara de la mano.

1ª Timoteo. 4:14 No descuides el don espiritual que está en ti, que te fue conferido por medio de la profecía con la imposición de manos del presbiterio.

Transferir autoridad del presbiterio
2ª Timoteo 1:6 Por lo cual te recuerdo que avives el fuego del don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos.

SOBRE LOS MINISTERIOS
Son para capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo hasta que alcancemos la unidad de la fe, y del conocimiento del Hijo de Dios, hasta ser un hombre de plena madurez, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Estos ministerios son regalos del Hijo de Dios para la iglesia siendo estos 5 dones ministeriales, los cuales están funcionando en la actualidad, estos son: Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros.

Efesios 2:20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular.

Efesios 4:11-13 Y El dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, (12) a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; (13) hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.

SOBRE LA LEY Y LA GRACIA
La ley fue entregada a los hombres por medio de Moisés en el Monte Sinaí, ella contiene los estatutos, preceptos y ordenanzas, que este debería de cumplir, hay bendiciones para quien la cumpla y maldición para quien la viole. La gracia fue revelada por Dios a los hombres a través de Jesucristo y sus Apóstoles, revelando la forma exacta de vida que los hijos de Dios deben manifestar en la tierra, no elimina a la ley sino que la potencializa haciendo que esta sea una ley interna y personal.

San Juan 1:17 Porque la ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo.

Romanos 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús.

Romanos 5:20 Y la ley se introdujo para que abundara la transgresión, pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia.

Gálatas 3:23-26 Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada. (24) De manera que la ley ha venido a ser nuestro ayo para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por fe. (25) Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo, (26) pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.

SOBRE LA IGLESIA DE JESUCRISTO

Es una sola, formada por todos los verdaderos creyentes de cualquier parte del mundo, sin distinción de raza o sexo, posición económica, cultural o denominación.

Efesios 1:22-23 Y todo sometió bajo sus pies, y a Él lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, (23) la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que lo llena todo en todo.

Efesios 2:17-19 y vino y anuncio paz a vosotros que estabais lejos, y paz a los que estaban cerca; (18) porque por medio de El los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu. (19) Así pues, ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino que sois conciudadanos de los santos y sois de la familia de Dios.

Efesios 5:23 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, siendo El mismo el Salvador del cuerpo.

SOBRE EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA

Es promesa de Jesucristo para su Iglesia, vendrá por ella, ésta será arrebatada a los cielos para estar con el Señor para siempre.

Hechos 1:11 que les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al cielo.

1ª Tesalonicenses 4:16-17 Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. 17) Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre.

SOBRE LA ADORACIÓN A DIOS

La adoración es la expresión mayor que el hombre puede dar a Dios, quien es digno de toda gloria, es el reconocimiento de su deidad y es al único que se le adora en espíritu y verdad.

Mateo 4:10 Entonces Jesús le dijo*: ¡Vete, Satanás! Porque escrito está: “AL SEÑOR TU DIOS ADORARAS, Y SOLO A EL SERVIRAS.”

San Juan 4:23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren.

SOBRE LAS OBRAS

Es el servicio que el cristiano le puede dar al prójimo sin importar lo que el prójimo crea, las obras no salvan, y ninguno entrará al cielo por las obras, pero ningún creyente llegará sin ellas.

2ª Tesalonicenses 3:13 Pero vosotros, hermanos, no os canséis de hacer el bien.

1ª Timoteo 6:17-18 A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos. (18) Enséñales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, generosos y prontos a compartir.

Hebreos 13:16 Y no os olvidéis de hacer el bien y de la ayuda mutua, porque de tales sacrificios se agrada Dios.

Santiago 2:26 Porque así como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin las obras está muerta.

SOBRE LAS RESPONSABILIDADES CIVILES

Todo creyente es un ciudadano de alguna nación, lo cual le da derechos y responsabilidades que debe cumplir.

Romanos 13:1-7 Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas. (2) Por consiguiente, el que resiste a la autoridad, a lo ordenado por Dios se ha opuesto; y los que se han opuesto, sobre sí recibirán condenación. (3) Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. ¿Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás elogios de ella, (4) pues es para ti un ministro de Dios para bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues ministro es de Dios, un vengador que castiga al que práctica lo malo. (5) Por tanto, es necesario someterse, no sólo por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. (6) Pues por esto también pagáis impuestos, porque los gobernantes son servidores de Dios, dedicados precisamente a esto. (7) Pagad a todos lo que debáis; al que impuesto, impuesto; al que tributo, tributo; al que temor, temor; al que honor, honor.

SOBRE EL PECADO

Es transgresión a la Palabra y voluntad de Dios, que hace que el hombre se degrade en todos sus ámbitos y solamente Jesucristo puede perdonarlo.

Romanos 3:23-25
23. Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios, (24) siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús, (25) a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por su sangre a través de la fe, como demostración de su justicia, porque en su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente.

SOBRE LA RESURRECCIÓN

Es un acto divino por el cual Dios levantará corporalmente a todos los muertos, donde los salvos recibirán vida eterna en Cristo y los incrédulos perdición eterna.

Daniel 12:2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán, unos para la vida eterna, y otros para la ignominia, para el desprecio eterno.

San Juan 5:26:29
26. Porque así como el Padre tiene vida en sí mismo, así también le dio al Hijo el tener vida en sí mismo; (27) y le dio autoridad para ejecutar juicio, porque es el Hijo del Hombre. (28) No os admiréis de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz, (29) y saldrán: los que hicieron lo bueno, a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio.

SOBRE SATANÁS

Fue creado por Dios como ángel de luz, pero cayó en pecado al revelarse contra Dios, por esa causa perdió su estado de santidad y se convirtió en un ser caído, con esa naturaleza le permiten tentar al hombre para probar su fe y obediencia a Dios. Será arrojado al lago que arde con fuego y azufre en el juicio final.

Lucas 10:18 Y El les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

2ª Corintios 11:14 Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz.

Apocalipsis 12:9 Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama el Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apocalipsis 20:10 Y el diablo que los engañaba fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *